2 de Abril: Día Mundial de la Concientización sobre el Autismo

La Organización de las Naciones Unidas decretó este día con el objetivo de generar acciones para la reflexión acerca del Trastorno del Espectro Autista (TEA), actividades de difusión sobre la importancia del diagnóstico precoz y la intervención temprana, invitando a trabajar sobre la inclusión social de todos los niños, niñas, adolescentes y adultos con algún TEA a través de eventos comunitarios.

El TEA  abarca una serie de afecciones que alteran el desarrollo neurológico de los individuos que lo padecen. Se presenta en las primeras etapas de la infancia y se caracteriza por afectar la interacción con el mundo exterior, el contacto con las personas del entorno, problemas de comunicación verbal, puede presentar híper o hiposensibilidad hacia estímulos sensoriales, y estar acompañado por alguna alteración intelectual. La intervención temprana permite prevenir y mejorar el pronóstico.

Según la Organización Mundial de la Salud, uno de cada 160 niños tiene algún tipo de TEA. Sus síntomas suelen ser evidentes antes de los 18 meses y se van acentuando a medida que el niño se desarrolla, persistiendo hasta la adolescencia y la edad adulta. Entre estos, podemos nombrar el no compartir sonidos, sonrisas y otras expresiones faciales; no balbucear; no señalar, mostrar, alcanzar o saludar con la mano; no pronunciar palabras; cualquier pérdida del habla, balbuceo o habilidades sociales a cualquier edad, entre otras.

La intervención temprana para niños que presentan señales de alerta en el desarrollo permite prevenir el trastorno en algunos casos, y mejorar el pronóstico y la calidad de vida de las familias.

<< Puedo aprender, puedo trabajar. >>